Lecciónes de roller derby que sirven como metáfora para la vida misma